La digitalización industrial ha dado paso a la cuarta revolución industrial, la última de las cuatro grandes revoluciones que hemos experimentado a lo largo de los siglos XX y XXI, que han modificado los sistemas de producción y, en consecuencia, la sociedad de sus respectivos tiempos.

El despliegue de las tecnologías emergentes que conocemos, aplicadas a la industria, tienen un potencial que aún está por explotar y que va a cambiar el modo en el que nos relacionamos, desplazamos, consumimos y, por supuesto, el modo en el que trabajamos.

Del mismo modo que los telares fueron protagonistas en el siglo XVIII y las líneas de producción en serie a principios del XX, la digitalización industrial ya supone en el presente, y lo hará de manera mucho más intensa en el futuro, lo que significará una gran redefinición del mercado laboral.

En tal sentido, la idea de que los robots sustituirán a las personas en muchos puestos de trabajo del futuro es una tesis pesimista que cada vez cuenta con menos adeptos, pues muchos expertos argumentan que los países que han avanzado más en la digitalización industrial son los que tienen menores tasas de desempleo y que las empresas que están integrando sistemas avanzados de control en sus procesos mejoran sus resultados.

La digitalización industrial no es más que un cambio en el contenido de los empleos. Para argumentar esa idea, la Federación Internacional de Robótica estima que la densidad de robots es de 74 por cada 10.000 trabajadores de media en el mundo, aunque las cifras varían mucho en función de las zonas.

 

Digitalización industrial: Países con mayor densidad de robots en el trabajo

Esta clasificación la lideran Corea del Sur (con 631 robots por cada 10.000 empleados), Singapur (448), Alemania (309) y Japón (303), a cierre de 2017, países en los que las tasas de desempleo son especialmente bajas.

El resto de la clasificación la podemos apreciar en la siguiente gráfica:

Digitalización industrial

En concreto, si se cogen los datos de los 10 países en los que existe una mayor proporción de robots en el mercado laboral, se observa que el promedio es de 287, que en realidad es una cifra muy superior a la media mundial (74), y que cuentan de media con una tasa de desempleo del 4,93%. Esto quiere decir, que la media baja al sumar el resto de países, donde la cantidad de desempleo es mucho mayor.

En un informe sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el mercado laboral global, la consultora Capgemini recoge los siguientes datos:

  • Un 83% de las empresas han creado nuevos puestos de trabajo.
  • El 75% de estas reconocen que les ha permitido incrementar en un 10% sus cifras de ventas.
  • Un 88% cree que las máquinas inteligentes coexistirán con las personas dentro de sus organizaciones.

Por otro lado, un análisis sobre la evolución de digitalización industrial asegura que la robótica es una de las áreas que experimentan mayor déficit de personal con talento en las empresas a nivel mundial, lo que evidencia que las tendencias tecnológicas en la digitalización industrial continuará alcanzando avances significativos para completar la adopción de la Industria 4.0.

La digitalización industrial, que se define como la cuarta revolución industrial, de igual modo que las tres anteriores, simplemente ha llegado para que aparezcan nuevos empleos y nuevas formas de trabajar.

Para seguir al día con las tendencias tecnológicas en la digitalización industrial, suscríbete al Newsletter de Sistemas de Producción, el boletín más completo en gestión y control automática de la industria, y conoce cómo afrontar un proyecto de Industria 4.0 en tu organización.

AEtech es una empresa especializada en las tecnologías emergentes con las cuales podrás adoptar completamente la transformación digital, consiguiendo mejores resultados, un óptimo funcionamiento de tu planta y, desde luego, un mayor ROI.