La transformación digital en el sector químico significa más que avanzar en las capacidades técnicas de IT o realizar mejoras digitales en funciones comerciales específicas como operaciones o ventas. Afrontar un producto de Industria 4.0 comienza con identificar y priorizar aquellas partes del negocio que son más vulnerables a la interrupción creada por la digitalización, así como aquellas que tienen el mayor potencial o necesidad para brindar los nuevos tipos de experiencias que lo digital hace posible.

En tal sentido, veamos las cinco claves para lograr una transformación digital en el sector químico exitosa:

 

  1. Tener un diagnóstico de la organización

Antes de dar inicio a la transformación digital en el sector químico, es imprescindible tener un diagnóstico de la empresa en relación con los factores clave para implantar la Industria 4.0 o los aspectos que inciden en la digitalización.

Esto quiere decir que, se debe tener la información y datos necesarios para conocer el alcance posible del proyecto. Esto permitirá definir las metas, que deben ser acordes con la información que se dispone, o, que se puede disponer en un período de tiempo específico. Esta información, que condicionaría o no el alcance el proyecto, tal vez podría estar soportada por datos que ya pudieran estar disponibles digitalmente a través de otro sistema digital, lo que facilitaría la transformación digital en el sector químico.

Para conocer la calidad de los datos que se disponen, o determinar qué tipo de información es necesaria para recabarla y comprobarla, es importante obtener una radiografía del proceso productivo mediante la Auditoría de Diagnóstico 4.0 realizada por expertos en manufacturing industrial.

Por otro lado, el diagnóstico de la organización determinará si es necesario incorporar tecnología complementaria y, además, le permitirá al personal saber si sus conocimientos están actualizados o no con el nuevo objetivo de la empresa.

 

  1. La alta dirección debe involucrarse

La visión de la dirección de la organización es más que necesaria si se quiere alcanzar la transformación digital en el sector químico que, como proyecto estratégico, no debe dejarse en manos de solo un departamento o de un único usuario que, sin duda, alcanzarán una mejor en su productividad, pero lo harán sin una visión global de la empresa.

¿Por qué? Porque la transformación digital en el sector químico debe ser compatible con la rutina de la organización y, por ende, requiere de una toma de decisiones importantes que afectarán el rumbo de la empresa en lo sucesivo. En este caso, la dirección debe estar consciente que debe permitir que su recurso humano se liberen de trabajo y dediquen tiempo para que den su aporte al proyecto.

 

  1. Visión clara de empresa

No se trata de digitalizar por digitalizar, sino que la digitalización sea un medio más para llegar a conseguir los objetivos de la organización a corto, mediano y largo plazo. Es decir, toda transformación digital en el sector químico parte de un nuevo enfoque en la gestión, que sea acorde con la visión de la empresa y, como proyecto estratégico, debe estar completamente alineado con la visión.

Con ello, se evitan fallos gerenciales como el reemplazo constante de los sistemas ERP, cuyas consecuencias operativas hacen que la transformación digital en el sector químico sea inviable. Por tanto, al momento de iniciar la digitalización, es importante tener la visión clara de empresa, para saber dónde va a estar en cinco, 10 o 20 años.

 

  1. La clave es la transformación en la gestión, no la tecnología

El incorporar nuevas tecnologías no garantiza que se pueda alcanzar las requeridas mejoras en la productividad y la competitividad. Es hacer que la gestión se vuelva más eficiente lo que permitirá que se tomen mejores decisiones, más rápido y con mejor información. Desde luego, las nuevas tecnologías digitales disponibles facilitan la gestión de la fábrica con mayor eficiencia, pero si no se utilizan de manera adecuada, con estrategia, no son determinantes.

La posibilidad de poder reaccionar de manera asertiva gracias a la gestión de la calidad en tiempo real, a las exigencias del cliente o el fallo de algún proveedor, da competencia a la anticipación y a la eficiencia productiva, marcando la diferencia al momento de dar cumplimiento a los compromisos adquiridos.

Evidentemente, las nuevas tecnologías deben estar presentes para que la organización pueda alcanzar el nivel de madurez digital requerido, pero, de no existir una madurez en la dirección de la empresa, entonces todo se quedará en solo pequeñas mejoras de crecimiento.

 

  1. Debe existir un plan de transformación digital en el sector químico

Si se da inicio a la transformación digital en el sector químico sin un plan, lo más probable es que fracase, o que se lleve a cabo en fases aisladas, sin una organización coherente, lo que traerá como consecuencia retrabajo y más horas dedicadas, con malos resultados.

En consecuencia, es fundamental que un proyecto de este tipo tenga un plan a largo plazo, pero también debe tener tareas a corto y mediano plazo, que acerquen cada vez más a la organización al objetivo. Esto permitirá que estas acciones se puedan desarrollar en el momento que corresponda según lo planificado.

Adicionalmente, otras claves para lograr la transformación digital en el sector químico es que exista un promotor, que es la persona que lidere el proyecto y conecte las necesidades de los usuarios con los objetivos de la dirección, así como también que el equipo esté comprometido con el plan, para llevarlo a cabo de manera exitosa.

Asimismo, la fábrica también necesita tener esa sensación de urgencia necesaria para comenzar el proceso, porque una transformación digital es más urgente de lo que parece. De hecho, eso determinará las ventajas competitivas con las que puede contar en relación con sus competidores.

Por otro lado, también debe existir una valoración del impacto económico que pueda causar la transformación digital en el sector químico, tomando en cuenta el tiempo que pudiera tomar el retorno de la inversión.

Además de tener presente que todas las metas deben ser valoradas económicamente, porque con una alta inversión en tecnología y capacitación de personas, se puede medir la transformación digital en el sector químico en términos de ganancias, en eficiencia operativa, reducción de costes y garantía de calidad.

AEtech es el proveedor único de soluciones integrales para implantar la Industria 4.0 en el sector químico, farmacéutico o alimentación y bebidas, con lo cual, si estás buscando desarrollar la transformación digital en tu organización, puedes comunicarte con nosotros.

Para conocer conocer los datos del análisis sobre la evolución de la transformación digital industrial, suscríbete al Newsletter de Sistemas de Producción, el boletín más completo en gestión y control automática de la industria.

QUE PUEDE HACER LA INDUSTRIA 4.0 POR TU PLANTA DE PRODUCTOS QUIMICOS